Nacionales

Trasladaron a Aníbal Lotocki a una alcaidía de Villa Lugano y se conoció la primera imagen del médico como detenido

Read Time:3 Minute, 54 Second

A última hora de la noche de este miércoles, Aníbal Lotocki fue trasladado a la alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal Argentina (PFA), ubicada en Madariaga y General Paz, en el barrio de Villa Lugano.

Infobae accedió a la primera imagen de Lotocki esposado luego de que se entregara a la Justicia en una dependencia de la PFA en la Ciudad de La Plata tras ser procesado por el delito de homicidio simple de Rodolfo Cristian Zárate (50).

Una vez que se efectivice el traslado a la alcaidía de la Ciudad de Buenos Aires, en los próximos días será enviado a una cárcel federal.

Esta mañana la Sala IV de la Cámara Criminal y Correccional ordenó la detención inmediata del médico. Por temor a que evada la disposición judicial, todos los domicilios del acusado estuvieron vigilados. El último registrado era en City Bell, donde hallaron su auto. Sin embargo, Lotocki se presentó en el DUOF (Unidad Operativa Federal) de la PFA de la capital bonaerense, ubicado en calle 49 al 1000, luego de que su abogado acordara la entrega con el juzgado.

La detención del médico estuvo en manos de la UFECRI, el área de captura de prófugos de la Procuración a cargo del fiscal José Campagnoli.

Como en la Unidad 28 de Tribunales no hay cupo, Lotocki permaneció en el DUOF donde se entregó hasta horas de la noche en la que fue trasladado al barrio porteño de Villa Lugano. Todo el proceso se dio en el marco del expediente por el crimen del empresario Zárate, quien falleció tras someterse a una cirugía en una clínica de Caballito en 2021. El médico no solo está acusado de la muerte del paciente: también fue imputado por la falsificación de registros médicos.

Lotocki se había entregado en una dependencia de la PFA en La PlataLotocki se había entregado en una dependencia de la PFA en La Plata

Durante la tarde trascendió que el abogado del médico detenido había presentado un recurso de habeas corpus. Sin embargo, fuentes del caso explicaron que en la justicia de la Capital Federal se usa ese recurso “por orden ilegítima de detención y agravamiento de las condiciones”. “Ninguno de los dos casos aplica a su situación. Lo único que puede hacer la defensa es plantear un recurso de casación dentro de los 10 días y mientras tanto la detención se cumple”, precisaron.

Hay que recordar que Lotocki ya había sido condenado en 2022 por el Tribunal Oral en lo Crimina N°28 a cuatro años de cárcel por las lesiones graves que sufrió Silvina Luna, entre otras pacientes suyas, como Pamela Sosa y Estefanía Xipolitakis.

“En ese sentido, al monto y modo en el que inexorablemente deberá ser cumplida la pena en expectativa y las consecuencias de su eventual acumulación con la sentencia anterior, se agrega la gravedad de las imputaciones que han merecido hasta el momento un pronunciamiento en acorde a los artículos 306 y 308 del Código Procesal Penal de la Nación”, afirmaron los jueces Hernán López, Ignacio Rodríguez Varela y Julio Luciani en la resolución a la que accedió este medio donde se ordenó su arresto.

Rodolfo Cristian Zárate, la víctima
Rodolfo Cristian Zárate, la víctima

“Porque al reproche inicial por falsificación de documentos se ha agregado el de haber provocado la muerte de Cristian Zárate, por un obrar por demás desaprensivo, cuando intervino al nombrado quirúrgicamente sin haber adoptado los recaudos mínimos para eliminar los riesgos de comorbilidad en su paciente, así como la posterior y deliberada omisión de brindarle la atención que requería la gravedad de su cuadro clínico, sumiéndolo finalmente en agonía”, continuaron.

La detención de Lotocki se comenzó a gestar el martes, luego de que la Justicia se negara a investigarlo por la muerte de Luna, pero la Sala IV de la Cámara Criminal y Correccional le confirmara el procesamiento por el homicidio de Zárate, quien murió el 15 de abril de 2021.

Los estudios prequirúrgicos de Zárate revelaron que había padecido COVID-19 y que era diabético. Además, se conoció que era fumador. Pese a esos signos de riesgo, el médico decidió seguir adelante con la cirugía estética, que incluyó una dermolipectomía.

Así, el paciente ingresó a quirófano y, tras la operación, que se prolongó por cinco horas, fue trasladado a una habitación. Sin embargo, como “el drenaje despedía una gran cantidad de líquido del cuerpo”, según lo explicó el mismo Lotocki en la causa, fue ingresado nuevamente a la mesa de operaciones. Al encontrar “todo normal”, Zárate volvió a la habitación. Pero los problemas continuaron y el cuadro empeoró. Se descompensó cerca de la medianoche del mismo día y sufrió un paro cardíaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *