Provinciales

“Si un chico de 12 o 14 años comete un delito violento habla de que el Estado no le está dando una perspectiva de vida diferente”

Read Time:2 Minute, 44 Second

El gobernador Maximiliano Pullaro vinculó la comisión de delitos perpetrada por personas menores de edad a la injerencia del Estado en materia social. Consideró que las políticas desarrolladas tienen que reforzarse a fin de promover alternativas para los más chicos, quienes son blanco de las organizaciones criminales.

En declaraciones a El Tres y a Radio 2, Pullaro fue consultado la aprehensión de tres adolescentes por arrojar una molotov a un colectivo, instancia en la cual, se secuestraron notas con amenazas para el ministro de Seguridad, Pablo Cococcioni. En este sentido, el jefe de la Casa Gris, observó: “Lamento profundamente la perforación que ha sucedido en los últimos años de las organizaciones criminales sobre menores de edad, no es nuevo que captan menores por la impunidad que genera la comisión de sus delitos”.

A continuación, valoró: “Indudablemente, lo que marca esto es que el Estado tiene que ir más allá, no solo controlar a los presos que están en el Servicio Penitenciario, en segundo término tener la capacidad de tener la Policía trabajando en calle, el reordenamiento de la Policía de Investigaciones para la persecución de las organizaciones complejas pero, en tercer término, la contención”.

Y concluyó: “Que un chico de 12, 13 o 14 años cometa un delito violento habla claramente de que el Estado tiene que contener y darle una perspectiva de vida diferente que no se la está dando”.

Cerca de las 2 del pasado sábado, un grupito de al menos cuatro jóvenes le hizo señas al chofer de la línea 143 a la altura de Rondeau al 300 y cuando el colectivo aminoró la marcha, le arrojaron una bomba molotov en el parabrisas, que no llegó a provocar daños mayores. El operativo policial dio con tres sospechosos. Uno tiene 18 años y los restantes 15 y 13. En la mochila del primero, que será llevado a audiencia imputativa, había una botella con nafta y dos notas con amenazas al ministro de Seguridad por parte de presos de “alto perfil”.

Un dato provocó escozor en los investigadores, los adolescentes aprehendidos refirieron vivir en un orfanato y todo parece indicar que fueron captados por mafias para cometer un atentado y no un mero hecho vandálico.

Al momento de la agresión había unos pocos pasajeros en el 143, según refirieron fuentes del caso. Los atacantes encararon por Rondeau hacia el oeste y en Sabín y Génova, gracias a las características aportadas por el chofer, personal del Comando visualizó a los cuatro sospechosos que comenzaron a dispersarse por las calles del barrio Toba.

En Reconquista y República Dominicana aprehendieron a dos, entre ellos el de 18 años. Se trata de Agustín H. B., que llevaba una mochila con una botella de plástica llena de nafta y dos de vidrio vacías. Y dos escritos idénticos dirigidos al ministro Pablo Cococcioni con amenazas tumberas relacionadas con las visitas de los presos de alto perfil de Piñero y Coronda. Allí también aprehendieron a M. A. (15), que por su edad no es punible y su arresto fue notificado a la Secretaría provincial de Niñez.

En tanto, en Génova y Muñíz, en barrio Arroyito, el CRE aprehendió a A. C. (13). Los tres dijeron vivir en un “orfanato” para niños y adolescentes vulnerables, ubicado en el macrocentro y dependiente de una asociación civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *