Esta medida busca restablecer la conectividad entre Santa Fe y Santo Tomé y fue acordada con organismos del gobierno provincial y ambos municipios, los que a su vez colaboran con el operativo de ordenamiento de paso alternado por el lugar.

Por otro lado, motos y bicicletas transitarán con extrema precaución por los laterales del puente Bailey. Para garantizar las condiciones de seguridad Vialidad Nacional señalizó y demarcó la zona con bandas y tachas reflectivas, cartelería y delineadores de carriles.

El organismo nacional informó que con el Bailey operativo se analizará el comportamiento de la circulación para evaluar la ampliación de paso a colectivos de media distancia.

Por último, remarcaron que el resto de los vehículos deberán utilizar las variantes de acceso hacia la autopista Santa Fe – Rosario, caminos alternativos coordinados y controlados por dependencias provinciales y de las dos municipalidades.

Así se podrá circular por el puente Bailey