Provinciales

Murió el camionero que había quedado atrapado en su cabina en el múltiple choque de Circunvalación en Rosario

Read Time:1 Minute, 37 Second

Este miércoles por la tarde se registró un grave siniestro vial en la zona de Circunvalación y Uriburu. El choque tuvo como protagonistas a tres camiones y un auto, que impactaron por motivos que aún se tratan de establecer. El conductor de uno de los vehículos de gran porte quedó atrapado en la cabina, aplastada contra el acoplado tras el impacto. Luego de dos horas pudo ser rescatado, pero falleció luego de arribar al Heca.

El hombre tenía 70 años y era oriundo de J.B Molina. Por el episodio se activó el protocolo para el uso del helicóptero sanitario, que luego trasladó al damnificado hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde falleció a última hora de la tarde.

El hecho ocurrió pasando el puente de Uriburu, mano hacia el norte cerca de las 14. Trabajaron personal de bomberos zapadores, dos ambulancias del Sies y efectivos de la policía.

Según el testimonio de los protagonistas al móvil de Radio 2, se habría producido un siniestro más adelante, que obligó a todos los que transitaban por la Circunvalación a aminorar la marcha, casi hasta detenerse. Fue allí que se produjo el fuerte impacto.

Uno de los conductores, que llevaba combustible líquido en su camión, explicó en La Primera de la Tarde (Radio 2): “Había un accidente más adelante y yo estaba casi detenido, el camión de atrás nos chocó a todos. No hay peligro con nuestra carga porque no hubo derrame”.

Al parecer, la persona que resultó más perjudicada fue justamente el conductor que no pudo frenar. Su vehículo estaba cargado con cereal y seguramente resultó difícil poder maniobrar con eficacia. Terminó golpeando contra uno de los camiones que llevaban combustible y así inició la cadena de impactos.

Había una larga fila de autos particulares que desviaban como podían, para no quedar en medio del tráfico cortado. La mano hacia el sur, en cambio, estaba liberada. De todos modos, sugerían evitar la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *