Nacionales

Finalmente 12 gobernadores firmaron el pedido de juicio político contra la Corte Suprema que impulsa Alberto Fernández

Read Time:2 Minute, 3 Second

 

Finalmente, fueron doce los gobernadores que responden al oficialismo que decidieron apoyar el pedido de juicio político a los cuatro integrantes de la Corte Suprema, una iniciativa del presidente Alberto Fernández en el marco del conflicto con la Ciudad de Buenos Aires por los fondos de coparticipación, para la cual la Casa Rosada buscó respaldo en una reunión realizada este mediodía. El encuentro terminó con amplio apoyo de los jefes provinciales, pero no de la mayoría, como esperaba el Gobierno, ya que hubo algunos que tomaron distancia.

“Por medio de la presente se solicita el inicio del proceso institucional de juicio político contra el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, doctor Horacio Rosatti por haber incurrido en forma reiterada en conductas que configuran la causal de mal desempeño en sus funciones prevista en el artículo 53 de nuestra Constitución Nacional”, dice el documento que dejó trascender el Ejecutivo esta tarde pasadas las 16.

“Asimismo, y respecto de algunos hechos con distintos grados de responsabilidad, que se describen en los apartados siguientes, se solicita se inicie el proceso de juicio político respecto de los integrantes del máximo tribunal Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti”, agrega el texto.

Además de la firma del Presidente, aparecen al final los nombres de los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Catamarca, Raul Jalil; de Chaco, Jorge Capitanich; de Chubut, Mariano Arcioni; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de La Rioja, Ricardo Quintela; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; y de Tucumán, Osvaldo Jaldo.

Entre los propios, del documento se desprende que decidieron no acompañar la medida los jefes provinciales del PJ de San Juan, Sergio Uñac, y de Santa Fe, Omar Perotti, en desacuerdo con la decisión de embestir contra la Corte Suprema. Tampoco apoyaron los goberenadores disidentes, pero eventuales aliados, es decir los de Río Negro, Arabela Carreras; y de Neuquén, Omar Gutiérrez.

La noticia de que Alberto Fernández avanzaría con un juicio político contra los miembros de la Corte Suprema se conoció el primer día del año por la mañana. El Presidente, a través de su Twitter, informó el domingo pasado que el jefe de Estado solicitaría “que se investigue su conducta en el desempeño de sus funciones” en el marco del conflicto con la Ciudad de Buenos Aires por los fondos de coparticipación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *