Provinciales

Exigen que se investigue al médico de Rafaela que conservó más de 200 fetos en formol

Read Time:2 Minute, 48 Second

Las organizaciones feministas que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se posicionaron en las últimas horas respecto de la conducta del médico del Hospital Jaime Ferré de Rafaela que conservó durante más de 15 años fetos en formol y recurrió a la justicia para que ahora sean enterrados.

Además, le pide al Ministerio de Salud de la provincia una “investigación administrativa” del procedimiento llevado adelante por el profesional. Además, pidieron la aplicación de sanciones y las “acciones judiciales correspondientes” para garantizar la protección de las pacientes.

La campaña no sólo calificó el hecho como “un nuevo intento de imponer creencias y concepciones personales violando los derechos de las mujeres”, sino que además consideró que lo actuado “es violatorio de derechos consagrados en la Ley 26.529 de Derechos del paciente en relación con los profesionales y las instituciones de la salud: derecho a un trato digno y respetuoso, a la intimidad, a la confidencialidad y al respeto de la autonomía de la voluntad”.

Además, calificaron el procedimiento “de una crueldad inusitada para con las mujeres”, a quienes se revictimiza haciendo revivir un hecho traumático y además “asimila del feto a la persona humana”, un debate salado durante el debate en el Congreso de la Nación por la interrupción legal del embarazo.

La historia tiene más de 15 años y sucedió en Rafaela, ciudad que se declaró en 2019 “pro vida” a través de una ordenanza municipal que en su artículo 1º establecía garantías de protección no sólo para las mujeres embarazadas, sino también de los “niños por nacer que se encuentren en jurisdicción del Municipio”.

Allí, en el hospital Jaime Ferré de Rafaelael actual jefe del servicio de anatomía patológica, Jorge Pérez, decidió conservar en formol gran cantidad de cuerpos productos de defunciones fetales y guardarlos en un armario, cuando la norma establece descartarlos como residuos biológicos.

Argumentando que fue una decisión “compartida con los miembros del equipo” y apelando a su propio derecho a la objeción de conciencia, el profesional se contactó con un abogado y solicitó que “se ordene la inscripción en el registro civil de Santa Fe de las defunciones de 257 bebés que fallecieron por muertes no provocadas en el seno materno de sus madres (defunciones fetales)”. La justicia falló a favor y notificó a 241 mujeres de lo sucedido.

Investigación y sanciones

Ante este hecho, y a través de un comunicado de la Regional Rosario, las organizaciones que integran la Campaña por el Derecho al Aborto exigieron a la provincia que a través del Ministerio de Salud se ponga en marcha de manera “urgente” una investigación administrativa del accionar del profesional para “aplicar las sanciones que correspondieren”.

Además, reclamaron “impulsar las acciones judiciales en forma inmediata para proteger a las pacientes, resguardando su identidad en respeto al derecho a la privacidad para evitar la victimización de las mujeres involucradas”.

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto de Rosario califican el hecho como “un nuevo intento de imposición de concepciones y creencias personales del profesional responsable”, una conducta que resulta “violatoria de derechos consagrados en la Ley 26.529 de Derechos del paciente en relación con los profesionales y las instituciones de la salud: derecho a un trato digno y respetuoso, a la intimidad, a la confidencialidad y al respeto de la autonomía de la voluntad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *