Nacionales

El gobierno quiere que en junio esté en circulación el nuevo billete de $2.000

Read Time:3 Minute, 7 Second

La Casa de la Moneda prevé terminar la impresión en las próximas semanas, pero una parte de la producción estará a cargo de Brasil, China y España.

El gobierno nacional quiere que el billete de dos mil pesos esté en circulación en junio próximo, a sabiendas de que se terminará en las próximas semanas el proceso de impresión de los nuevos, el que tendrá una imagen conmemorativa con la fachada del Instituto Malbrán, de Cecilia Grierson y de Ramón Carrillo.

Para cumplir con la producción del nuevo papel moneda, se estableció que una parte de los nuevos billetes sea realizada por la Casa de la Moneda de Brasil, China y España.

No obstante, las primeras planchas serán enviadas desde la Casa de la Moneda local al Banco Central en víspera de junio para que los nuevos billetes rápidamente sean puestos en circulación, por lo que los primeros que lleguen a la población serán los fabricados en el país.

De acuerdo a lo que fuentes oficiales le informaron al portal Infobae, por cuestiones de confidencialidad la Casa de la Moneda no comunicará la cantidad de billetes que imprimirá ni los que serán importados desde los tres países mencionados.

El Banco Central había anunciado en febrero el lanzamiento de un nuevo billete de $2.000 y que ahora se supo entrará en circulación en junio, pero también avisó que analizaba otro papel moneda de mayor denominación, que sería de 5.000 pesos, pero que aún está en estudio en la autoridad monetaria.

El nuevo billete de dos mil pesos llevará como imagen de homenaje a Cecilia Grierson, considerada la primera médica argentina, y la del ex ministro de Salud y referente del sanitarismo nacional, Ramón Carrillo, mientras que en el otro lado estará la fachada del Instituto Malbrán.

Según informaron fuentes involucradas en el proceso, el calendario acordado entre el BCRA y Casa de la Moneda “se realizan en los tiempos y las formas contempladas en el contrato”. Los primeros billetes importados desde China, Brasil y España llegarían así a la Argentina en septiembre, en un proceso que se dará en continuado hasta abril del año próximo.

La denominación de los billetes en una economía con alta inflación desde hace años en Argentina, y agravado durante la actual gestión, ya se había convertido en un tema de discusión en distintos ámbitos. La permanencia del billete de 1.000 como el papel con mayor valor en pesos implicaba contratiempos y costos para los bancos y empresas que manejan altas cantidades de dinero en efectivo.

Según datos oficiales, hay actualmente en circulación casi 7.900 millones de unidades de billetes, algo menos de los 8.000 millones que había a principio de año. La caída en los primeros tres meses del año se explica en la salida del circulante de unos 150 millones de billetes de 100 pesos. Existen en la actualidad 3.100 millones de unidades de 1.000, con mucha diferencia.

La Casa de la Moneda buscará importar billetes de 1.000 pesos para cubrir las necesidades de emisión de pesos que tendrá el Banco Central a lo largo del año. Se trata, según aseguraron fuentes oficiales, de una licitación para la importación de papeles de moneda desde Francia y Malta, que tendría un valor superior a los 32 millones de dólares.

Se trata de dos licitaciones publicadas por Casa de Moneda para transportar billetes desde Europa y que responden “al cumplimiento de los compromisos y obligaciones que tiene esta entidad con el Banco Central de la República Argentina (BCRA)”, mencionaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *