Nacionales

El equipo de Javier Milei hace un balance positivo del debate y considera que se logró el objetivo de “desmentir” a Sergio Massa

Read Time:5 Minute, 44 Second

Tan solo una semana le queda para saber si será o no Presidente a Javier Milei, que este domingo enfrentó su último debate contra su adversario político, Sergio Massa, donde desde el inicio, ambos se acusaron de mentir, recordaron aspectos de sus pasados y se criticaron mutuamente, aunque en el círculo íntimo del libertario analizaron que el resultado fue favorable a ellos y que se logró el objetivo de desactivar lo que consideraron como “mentiras y operaciones” en su contra.

En el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde también se desarrolló el encuentro previo a las elecciones generales, los dos candidatos se vieron por primera vez de frente desde que fueron votados para ir a una segunda vuelta.

Pasadas las 19:00 comenzaron a llegar a la casa de estudio los principales asesores del líder de La Libertad Avanza, aunque solo algunos de ellos frenaron para hablar con la prensa, como fue el caso de Diana Mondino y de Guillermo Francos, dos de los designados como voceros en el marco del cambio en la estrategia de comunicación del espacio.

Los integrantes del partido, que si ganan los comicios, serían designados canciller y ministro del Interior, respectivamente, defendieron la decisión de haber entregado menos boletas por mesa que el promedio establecido, lo que fue advertido por la Cámara Nacional Electoral.

Fernando Cerimedo e Iván Dubois, dirigentes de La Libertad Avanza, ingresando a la Facultad (Ariel Torres)Fernando Cerimedo e Iván Dubois, dirigentes de La Libertad Avanza, ingresando a la Facultad (Ariel Torres)

Es para evitar que el día de la votación nos las roben. Preferimos que las tengan nuestros fiscales, para que las puedan reponer cada vez que falten en el cuarto oscuro”, explicó al respecto Francos.

Por la entrada también se los vio pasar a Ramiro Marra, Marcela Pagano y Romina Diez, mientras que más tarde llegaron Nicolás PosseSantiago CaputoSandra PettovelloBertie Benegas Lynch, Guillermo Ferraro y Guillermo Montenegro, entre otros.

Entre el público también estuvieron la compañera de fórmula del presidencialista, Victoria Villarruel, su hermana y jefa de campaña, Karina Milei, y sus padres, Alicia Lucich y Norberto Milei, que arribaron junto a Fernando Cerimedo, que está a cargo de la estrategia en las redes sociales.

Si bien no fue parte del debate, otro de los temas que generó polémica durante la semana, además de las boletas, fue la iniciativa para que los clubes de fútbol se conviertan en sociedades anónimas, y de hecho en el recinto también estuvo la diputada electa Juliana Santillán, que es quien está a cargo del proyecto de ley, que ya estaría listo para ser presentado.

Los dos candidatos se enfrentaron antes del balotaje Los dos candidatos se enfrentaron antes del balotaje

Mientras los dirigentes iban ingresando a la Facultad, afuera del edificio, sobre la avenida Figueroa Alcorta, un nutrido grupo de militantes, que acompañaba a Cerimedo, comenzó a alentar con bombos, platillos y banderas, lo que motivó el accionar de la Policía, que intervino para que la multitud no continuara avanzando y se quedara fuera del perímetro de seguridad.

A pesar del respaldo manifiesto que le dio a La Libertad Avanza un sector de Juntos por el Cambio después de que se conocieran los resultados de las elecciones generales, no había ningún integrante de esa coalición en la lista de invitados.

Una vez iniciado el debate, luego de su presentación, en la que volvió a expresar su argumento de que “una Argentina distinta es imposible con los mismos de siempre”, Milei abrió la jornada exponiendo sobre economía, momento en el cual ratificó sus principales propuestas de campaña, como el cierre del Banco Central y la dolarización, y sorprendió al hacer una crítica a Mauricio Macri, su actual aliado.

El libertario, visiblemente molesto, llamó “mentiroso” a su rival en varias oportunidades, negó enojarse con la pregunta por la posible quita de subsidios en su eventual gestión y remarcó que solamente muestra “con pasión la indignación por un gobierno que nos viene arruinando la vida a todos”.

Entre los múltiples cruces que se registraron a lo largo de la noche, el referente opositor reiteradamente le remarcó a Massa que no lo iba “a condicionar” cada vez que el candidato de Unión por la Patria le reclamaba que contestara “por sí o por no” sobre determinado asunto.

Mientras que el actual ministro de Economía intentó señalar presuntas contradicciones en el discurso de su adversario, recordando declaraciones en antiguas entrevistas y hasta su paso como asesor del Frente Renovador, que él mismo encabeza, Milei se mantuvo firme en sus posturas y rechazó que hubiera incongruencias en su discurso.

Militantes de Milei fuera de la Facultad (Nicolás Stulberg)Militantes de Milei fuera de la Facultad (Nicolás Stulberg)

Es muy fácil: si un mentiroso dice que alguien es un mentiroso, el que es acusado dice la verdad. Porque si fueras Pinocho, ya me hubieras lastimado un ojo”, expresó.

Con el perfil más ofensivo que mantuvo durante el debate, Massa también insinuó que su rival político no tiene “la templanza, la capacidad, el equilibrio mental y el contacto con la realidad” como para presidir el país, y sostuvo que al libertario años atrás no le renovaron una pasantía en el Banco Central.

“Era un joven que no estaba graduado. ¿O acaso la vida no tiene fracasos? No como vos que seguís siempre fracasando de la misma manera. Parece que no aprendiste mucho porque volviste con los K”, se defendió el economista.

Luego, inesperadamente, surgió una coincidencia entre los dos candidatos, cuando ambos destacaron, al exponer sobre la seguridad, la figura del ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, a quien los dos consideraron como un modelo a seguir.

A pesar de los embistes del tigrense, en el equipo de campaña de La Libertad Avanza consideraron que Milei tuvo un mejor desempeño durante la noche que su rival y, al finalizar la transmisión, se escuchó a la comitiva del economista cantar “la casta tiene miedo”.

En este sentido, en las filas del partido señalaron que, más allá de quién pudo haber ganado o perdido, Massa no logró el objetivo de “sacar” al opositor “para acusarlo de violento”, mientras que el libertario sí consiguió “desactivar las mentiras y las operaciones en su contra”.

Poco después del encuentro, el candidato presidencial compartió en su cuenta de X un mensaje que publicó su colega Alberto Benegas Lynch hijo, que lo felicitó por su exposición: “Hoy brilló por sus argumentos, siempre sólidos, en base a valores alberdianos que en su momento nos ubicó a la vanguardia del mundo civilizado. Solo para citar un ejemplo, fue excelente su referencia a la inseguridad del sistema Zaffaroni, quien fue contratado en el Vaticano”, escribió el catedrático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *